Las luces y las sombras de la selección de Luis de la Fuente a menos de una semana para el debut en la Eurocopa de Alemania

0
Las luces y las sombras de la selección de Luis de la Fuente a menos de una semana para el debut en la Eurocopa de Alemania

La selección española de fútbol confeccionada por Luis de la Fuente debuta el próximo sábado 15 de junio en la gran cita del verano, la Eurocopa de Alemania de 2024, compromiso que afronta con grandes certezas y algunas dudas tras los dos amistosos preparatorios disputados la semana pasada ante Andorra e Irlanda del Norte.

Las dos goleadas con ‘manita’ de la pasada semana, fundamentales para terminar de perfilar la lista y probar al ‘equipo A’, no sirvieron para valorar el nivel real de un combinado español que deberá salir con vida del ‘Grupo de la muerte’, pero sí para dar pistas de los grandes pilares y las dudas que asaltan al equipo antes del gran debut.

Las luces: el gol, la medular y el ‘hambre’

El gol es, sin duda, uno de los grandes ‘males’ de la selección española que parece haber quedado en el pasado. Cierto es que la pólvora de los hombres de De la Fuente pudo sobradamente con las débiles defensas de andorranos y norirlandeses, pero el hecho de cerrar ambos duelos con goleadas dejó muy buen sabor de boca.

Más allá del número, también destacó la variedad en el gol, responsabilidad asumida por los 11 del campo, lo que asegura una gran paleta de opciones en caso de ‘atasco’ de los hombres de ataque: Morata, Joselu, Oyarzabal, Ayoze, Lamine Yamal…

Gran parte de la ‘culpa’ de esa mejora en el gol llega desde la línea trasera, en concreto desde la medular, zona que parece completamente fiable tras encontrar una fiabilidad segura con tres nombres: el gran líder, Rodri, acompañado del hombre más en forma, Pedri, y Fabián, ojito derecho del seleccionador.

Esa terna parece la apuesta segura de Luis de la Fuente para dar estabilidad a una zona lastrada por el peso del recuerdo. Xabi Alonso, Busquets, Iniesta, Xavi… El realmente complicado avanzar con la mente puesta en una generación que ya no existe y en un estilo de juego creado por cuatro ‘cromos’ irrepetibles, aunque la apuesta firme del ‘nuevo seleccionador’ otorga una estabilidad que se pedía a gritos en La Roja.

Por último, el compromiso y la pelea por cada puesto, ese ‘hambre’ de todos los convocados, es lo que parece que puede llevar al equipo español a ese nivel superior que podría igualar contiendas con selecciones repletas de grandes nombres.

Las sombras: falta de ritmo, las dudas defensivas y el ‘Grupo de la muerte’

La falta de ritmo aparece como gran incógnita tras dos partidos preparatorios de poco nivel. Es una de las dudas de la selección, la posibilidad de encontrarse un escalón por debajo en un grupo en el que los errores se pagan muy caro.

A ello se unen las dudas defensivas, posición en la que todavía no se ha encontrado la conexión necesaria entre los centrales. El gol recibido ante Irlanda del Norte destapa las costuras, queda mucho trabajo por hacer en muy poco tiempo de entrenamiento antes del debut.

Por último, lo que no se puede controlar, el azar del ‘bombo’ que ha encuadrado a España con Croacia e Italia en el mismo grupo. Ante ambas se medirá en ese orden antes del partido final ante Albania, duelo ante la ‘cenicienta’ del grupo que podría ser decisivo si la tercera clasificada del Mundial de Qatar y la vigente campeona de Europa pueden con La Roja.

Sea como sea, España tiene una cuenta atrás de cinco días antes de su primer cara a cara real ante Croacia. Durante ese tiempo trabajará en su cuartel general de la Selva Negra, Alemania, para reforzar debilidades y llevar al extremo las fortalezas.

Deja una respuesta